A lo largo de los días 13 y 14 de diciembre se ha podido visitar el mercadillo solidario en el que algunas madres y familiares de alumnos del colegio Ramiro Solans han mostrado (y vendido) algunos productos de los que están confeccionando en el proyecto «Hilvanando Culturas, Confeccionando  el Futuro» .

¿En qué consiste el proyecto?

Este Proyecto para impulsar el emprendimiento femenino y la empleabilidad para la generación de ingresos que ayuden a superar las desigualdades y atajar el riesgo de exclusión social forma parte del Proyecto Global de centro “Entre Todos” que desde el curso 2004-05 se implementa en el CEIP “Ramiro Solans”.

La escuela debe ser un agente de transformación social (mejorar la realidad social de nuestro alumnado, sus familias y su entorno a través de la formación educativa como único medio que rompe las barreras de la exclusión social) y debe garantizar la participación y presencia activa de todos los agentes de la Comunidad Educativa, entre ellos, las familias, para que cada persona tome conciencia de que es respetada, valorada y querida. Ésta constituye una línea básica del CEIP “Ramiro Solans” donde se enmarca el Proyecto “Hilvanando Culturas, Confeccionando el Futuro”.
Desde hace doce cursos se viene organizando en el centro un Taller de Costura en el que participan madres de etnia gitana (y familiares) y de población inmigrante, financiado desde el curso 2012-13 por Ayuda en Acción.

Ayuda en Acción dentro de su programa Aquí también; programa de apoyo a la infancia, adolescencia y familias en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social, financia y dirige este Proyecto gracias a Fundación Bancaria La Caixa y a otras entidades públicas colaboradoras, como el Centro Aragonés de Diseño Industrial (CADI), empresa (Benefit), Cámara de Comercio de Zaragoza y la Escuela de Diseño de Aragón (ESDA). Este proyecto cuenta también como contraparte implementadora con la Fundación San Ezequiel Moreno, responsable de la formación necesaria.

El desafío original que representaba la mistura y multiculturalidad se ha tornado en un valor, reconociéndose por parte de todas las integrantes el ser éste un espacio de compañerismo y cooperación donde, además de aprender confección, se comparten valores de solidaridad y adquieren habilidades sociales.

Durante los últimos tres cursos escolares se ha ido consolidando una metodología de trabajo basada en estos principios, así como en la responsabilidad y el respeto a la diferencia. Todo lo cual ha generado una dinámica donde, sobre las importantes y necesarias destrezas con la aguja, prima el compartir inquietudes y alegrías cotidianas, la construcción de expectativas de futuro y un tiempo y lugar que refuerza la autoestima y constituye, para muchas de ellas, el único espacio de socialización fuera del hogar y el entorno doméstico.

Productos Hilvanando Costuras

¿Cuáles son los objetivos?

Durante el curso pasado, además de asistir a las clases de costura, las participantes recibieron una formación específica a través de distintas dinámicas para empoderar el papel de la mujer y trabajar la conciencia de grupo desde la perspectiva humana / profesional (habilidades de costura).
Este grupo de mujeres (madres y familiares de nuestro alumnado) están iniciando una andadura muy interesante cuyos objetivos son:

  • Fomentar la integración de las mujeres, madres del alumnado en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social, a través de la promoción de un espacio de encuentro y aprendizaje colaborativo.
  • Generar recursos (micro-emprendimiento, cooperativismo femenino, etc.).
  • Paliar las discriminaciones que sufren estas mujeres por el simple hecho de serlo y tener asociada a su condición de género la variable étnica siendo, en muchas ocasiones, objeto de doble discriminación y sujetos de marginalidad debido a su pertenencia a minorías étnicas minusvaloradas socialmente.

Crear un espacio que les permite interrelacionarse con otras mujeres de su entorno, con las que comparten o no un origen cultural, que fomenta el conocimiento de otras realidades culturales femeninas y la creación de redes sociales al margen de las diferencias étnicas.
Estas mujeres, con mucha ilusión y esfuerzo, durante cuatro días a la semana vienen al taller ubicado en el centro, para confeccionar distintos productos que posteriormente se pondrán a la venta en distintos puntos (tiendas de comercio justo, rastrillos, etc.).

El objetivo a medio plazo es crear una marca para comercializar productos a través de una página web de forma que sean las propias mujeres quienes gestionen su propio proyecto de emprendimiento.

¿Y qué tal ha ido el mercadillo?

Las organizadoras han acabado muy satisfechas con la experiencia y han vendido bastante y aprovechado el mercadillo montado en el Colegio Ramiro Solans para hacer algún contacto comercial para el futuro. Aun pudieron hacer alguna venta a última hora a algún rezagado que llegó cuando ya estaban recogiendo a las 19:00h.

Rastrillo Ramiro Solans

 

X